La importancia de las iniciativas a nivel local en adaptación al cambio climático

El cambio climático está afectando significativamente a los países del mundo diariamente. Costa Rica no está exenta de esto y experimentado las consecuencias de los impactos del mismo.

La pérdida de bosques, producción agrícola, sequias, reducción en la línea de costa, a causa del aumento del nivel del mar, y las pérdidas y daños ocasionados por el mayor número e intensidad de huracanes son sólo algunos de los impactos que ya estamos viviendo.

Ante este escenario y la imposibilidad de revertir significativamente en el corto plazo el cambio climático, nos lleva a la necesidad de adaptarnos y ésta adaptación climática debe convertirse en un tema central de la agenda y debate públicos empezando por los gobiernos locales.

Por tanto se parte de dos premisas básicas: la resiliencia climática se construye desde las sociedades y gobiernos locales que usan y administran el territorio; y las inversiones, proyectos y políticas que se realicen hoy, en buena medida definirán el nivel de riesgo y vulnerabilidad climática que tendrán en las siguientes décadas la mayoría de los activos físicos y población.

En general, en los gobiernos locales costarricenses, hay una desvinculación entre instrumentos de planeación y mapas de riesgo y peor aún, donde existen, no se utilizan como herramientas informativas para contener el crecimiento en zonas no aptas.

Además, hay muy poca información actualizada a nivel local, no hay continuidad de planes y prevalece la falta de coordinación y visión de corto plazo.

Es por esto que se debe pensar en una mejora de la asignación de recusos para la elaboración de estos planes, un compromiso y más y mejores mecanismos de participación ciudadana en los ejercicios de planificación y elaboración del presupuesto.

Reconociendo estas necesidades, desde nuestra organización, hacemos el llamado a la necesidad de convocar a todos los actores de la sociedad a tomar medidas con respecto a los impactos del cambio climático en la población, economía y ecosistemas de nuestro país y a reflexionar sobre las posibles acciones y oportunidades para la adaptación al cambio climático.

Fuente: BID

Leave your comment