Presidente Alvarado llama al país a liderar mundialmente la lucha contra el cambio climático

Uno de los pilares de la propuesta del Presidente Alvarado antes de asumir su condición de Presidente de la República, fue su decidido compromiso por apoyar las iniciativas nacionales para enfrentar los efectos del cambio climático.

Su agenda ambiental es clara y lo reitera en su discurso al asumir el poder, cuando afirma que “la descarbonización es la gran tarea de nuestra generación”, es decir, la administración gubernamental que recién empieza está alineada con el propósito de reducir las emisiones de carbono y otros gases de efecto invernadero, que son los responsables de los desórdenes climáticos y los desastres naturales cada vez más frecuentes y agresivos.

Y para empezar, un hecho simbólico sugiere que habla en serio, el Presidente junto con su gabinete, se trasladó a la ceremonia del traspaso de poderes en un autobús de hidrógeno fabricado por la empresa Ad Astra Rocket, propiedad del astronauta costarricense Franklin Chang, con quien se anuncia coordinará acciones para hacer realidad la utilización energías limpias como el hidrógeno. Ese mismo día, en su primer Consejo de Gobierno decreta, al lado del Ministro de Ambiente y Energía  el señor Carlos Manuel Rodríguez, el uso de hidrógeno como combustible con el fin de ir desplazando la utilización de combustibles fósiles, especialmente en el transporte público pero pensando también en la flota vehicular del país.

La materialización de este objetivo solo la ve posible mediante el apoyo de todos los sectores sociales poniendo en marcha acciones coordinadas y responsables. Considera necesario acompañar los esfuerzos nacionales con un trabajo paralelo de modernización de las instituciones relacionadas con el campo energético como ICE/Recope así como de otras entidades para que se ajusten a este nuevo esquema productivo basado en energías limpias y rentables.

La visión presidencial concibe a Costa Rica lo suficientemente capaz de llevar adelante estos objetivos y seguir siendo un ejemplo mundial. Le propone al país convertirse en un “laboratorio mundial de descarbonización” y afirma adicionalmente que ya para la COP del año 2020, el país debería estar ejerciendo su liderazgo en la implementación de las medidas adoptadas en el Acuerdo de París.

Foto tomada de: La Nación

 

Leave your comment