Costa Rica en la ruta para neutralizar su huella de carbono

En el año 2012, Costa Rica crea el Programa País Carbono Neutralidad y pone en marcha su estrategia hacia la descarbonización de la economía abriéndole la oportunidad a energías limpias en la producción y animando a la empresa privada y a las entidades públicas a convertirse en empresas con sello carbono-neutral, es decir organizaciones que se comprometen a medir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), con el fin de reducirlas o compensarlas en caso de no poder eliminarlas del todo.

Cinco años después, en el mes de setiembre del 2017 se presenta el Programa País Carbono Neutralidad 2.0, una versión actualizada con los ajustes necesarios derivados de los nuevos compromisos de la nación adquiridos en el Acuerdo de París. Entre los ajustes mencionados se abre el espacio para que además de organizaciones, participen también los municipios y distritos en el proceso de medición de sus emisiones de GEI para su respectivo control. Es en este espacio donde la contribución de los ciudadanos es de vital interés.

Otro aspecto novedoso del programa es su visión a largo plazo, con metas concretas de descarbonización en tres momentos determinados: en el 2030, en el 2050 y en el 2100 donde se espera llegar a 0% de emisiones de carbono. Los números proyectados en la ruta hacia la descarbonización proponen para el 2030 un total de emisiones per cápita de 1.73 toneladas netas, para el 2050 un total de 1.19 y para el 2100 de -0.27 toneladas netas.

De acuerdo con lo estipulado el programa también generará  los instrumentos necesarios que orienten y faciliten los procedimientos hacia la consecución de dichas metas.

La simplificación de requisitos para lograr una mayor participación de empresas y algunos beneficios adicionales como capacitaciones y apoyo técnico para inventariar emisiones de GEI  constituyen otros cambios. El volumen de organizaciones involucradas ha venido en ascenso, el programa empezó con dos y actualmente son alrededor de cien entidades activas, cuyos reportes muestran cifras positivas que sobrepasan las 100.000 toneladas de carbono que se han reducido y/o compensado.

 

Leave your comment